Brandfulness - LeMat.club | Somos un Branding Hub

Hace ya 10 años que entramos en la era de las redes sociales y su avance ha revolucionado a todo el mundo y naturalmente las marcas no quedaron fuera del baile. Algunas de ellas han ido quedando más atrás y muchas otras migraron rápidamente hacia este nuevo paradigma, sin embargo, por falta de visión o por no saber leer la profundidad de esta gran transformación, sus esfuerzos se fueron materializando sin una carga conceptual que las sostuviera y aún peor, desconectados de ellos mismos. ¿Por qué hacen lo que hacen? ¿para qué?; No existe performance digital, campañas tácticas de venta, posts diarios ni community managers que lograsen cubrir eso que no se vende ni se compra.

Ha sido un torbellino de cambios y no se detendrá. De hecho se está acelerando y hoy nos enfrentamos al comienzo de una nueva década. Desde hoy,  la autenticidad y la honestidad de las marcas se ve cuestionada, con justa razón y de manera permanente, por lo que las empresas se han visto obligadas a internalizar este nuevo y cambiante andar. Bienvenido 2021. Lo interesante es que a pesar de la brutal incertidumbre, hoy al menos sabemos lo que NO queremos y se manifiesta en todos los ámbitos y sectores: público, privado, medioambiental, tecnológico, cultural, social, comunicacional, etc.

En LeMat.club creemos que una marca no puede existir plenamente y en buena salud si es que no ha puesto su energía en conocerse, en despertar sus valores e integrar un gran “¿para qué?” a su manera de crecer e incorporando nuevas formas de relacionarse con quienes las eligen y con su entorno. Marcas más receptivas, auténticas, generosas, reconociéndose como organismos sociales al servicio del ecosistema en el que participan, esa es la meta.

Las empresas B son un buen ejemplo. Estas marcas nacen con un propósito claro y bien definido. Es este motor el que le da vida al negocio, así la imagen que representan es tan poderosa y generosa que la posibilidad de que las personas las elijan frente a aquellas que siguen sin conocer la inminente transformación hacia la sostenibilidad y la búsqueda de impactar positivamente en la sociedad, es clara. Estas son las nuevas marcas. Marcas que elegimos.

Nadie aprende a conocerse a sí mismo fácilmente, de hecho nunca terminamos de hacerlo realmente. Es un camino que requiere de mucho compromiso. Hay expertos que sirven de guía para ese proceso. Hay técnicas, métodos y mucha teoría, pero todo esto no es nada sin la voluntad de querer aportar con ese granito de arena a una nueva economía y hacer de este entorno, nuestro entorno, uno más bello, más responsable y más honesto.

Comparte este artículo en

1 Comment

  1. Dominique Germain

    Hola Alvaro,
    Excelente columna!

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *